ALIF es la técnica para artrodesar la columna por vía anterior.

ALIF o Anterior Lumbar Interbody Fusion es una técnica de fusión de la columna lumbar que generalmente es utilizado para tratar el dolor de espalda o de piernas generado por enfermedad degenerativa del disco o patología de la columna vertebral.

¿Cómo es el procedimiento?

El procedimiento consiste en fusionar las vértebras lumbares en pacientes que presentan patología del disco lumbar y a diferencia de otras cirugías tradicionales, esta se realiza a través del abdomen. Lo anterior significa que se realiza un abordaje retroperitoneal sin tocar el contenido abdominal (órganos), para que el cirujano pueda trabajar en la columna con total seguridad.

ALIF también evita que los nervios y estructuras neurológicas de la columna tengan que moverse.

Esta cirugía además puede utilizarse en conjunto con otros procedimientos espinales o bien realizarse aisladamente para fijar la columna.

Posteriormente, el disco dañado se extrae de manera parcial y se deja una porción de la pared del disco para contener el material del injerto óseo para después colocar un implante en el espacio discal vació para realizar los huesos vertebrales y así eliminar la presión de las raíces nerviosas afectadas.

¿Fusión?

Con el paso del tiempo, el injerto ósea crecerá a través y alrededor de los implantes para formar un puente ósea que conecta la vértebra abajo y arriba. A este puente ósea sólido se le llama fusión.

Padecimientos en los que se puede utilizar ALIF

Con esta técnica es posible acceder a la columna vertebral mediante una incisión adecuada para el tratamiento de discos degenerativos, deformidades angulares de la columna lumbar, inestabilidad axial de la columna, algunas fracturas y radiculopatía, principalmente.

Las ventajas de ALIF:


Entre las ventajas de este procedimiento, destacan las siguientes:
-Posibilidad de fusión mayor por la cantidad de superficie manejada
-Aumenta la estabilidad en la zona de fusión
-Puede combinarse con procedimientos vía posterior
Finalmente, la principal ventaja de ALIF es que no se tocan los músculos de la columna vertebral, lo cual posibilita una recuperación más rápida en el postoperatorio.

Con información de:

Spineteamtexas, espaldaycuello.com, newyorkspinespecialist